martes, 19 de febrero de 2013

Impacto del Control de Cambio en la economía venezolana 2012-2013




En Venezuela, el control cambiario presenta como antecedente la creación durante el período presidencial de Luis Herrera Campins (1979-1984), de la Oficina del Régimen de Cambio Diferencial “RECADI”, el 18 de febrero de 1983, este se produjo como consecuencia del asesoramiento del Presidente del Banco Central de Venezuela, Leopoldo Díaz Bruzual. Tal oficina tenía como meta suministrar las divisas extranjeras (dólares) de acuerdo con las necesidades y prioridades de cada sector económico, sin embargo, se convirtió en unos de los mayores centros generadores de corrupción gubernamental. El viernes 18 de febrero de 1983 paso a la historia con el nombre de “Viernes Negro” debido a la devaluación que ha sufrido el bolívar desde entonces.
En el año 2003, El Ejecutivo Nacional decide la implementación de un sistema de control cambiario, el cual desempeñaría como un instrumento de índole económico que se encargaría de evitar el encarecimiento de los precios de diferentes productos existentes en el país, además buscaba demostrar que Venezuela aun podía sostener sus obligaciones de carácter económico, las cuales adquirió con anterioridad de otros países.
Este sistema se implementó mediante decreto del 5 de febrero de ese mismo año, esto derivo en la constitución de la comisión de administración de divisa “CADIVI”, el cual es un órgano regulados adscrito al Ministerio del Poder Popular para la Planificación y Finanzas. Desde el 2003, Venezuela ha vivido cinco ajustes en el control de cambio: el primero cuando se pasó del 1.60 a 1.92 bolívares por dólar, después se ajustó a 2.15, posteriormente se estableció un sistema de cambio dual, en el que algunos productos podían importarse a 2.60 bolívares por dólar, luego se unificó la tasa cambiaria dual a 4.30 bolívares por dólar, después de dos años el Ejecutivo Nacional estableció el aumento del cambio oficial a 6.30 bolívares por dólar estadounidense el 8 de febrero de 2013, la cual entro en vigencia el 13 de febrero del presente año, este sería el convenio N° 14, publicado en Gaceta Oficial número 40.108 de fecha 8 de febrero de 2013, donde se fija el tipo de cambio en Bs.6.2842 por dólar estadounidense, esta medida representa una devaluación al bolívar situada en 46,5% la segunda más alta desde que se aplicó el control de cambio en el 2003. Esta medida se empleó con el objeto de diseño, planificación y ejecución, de las estrategias del Estado en materia cambiaria para alcanzar la máxima transparencia y eficacia en la asignación de divisas al sector económico del país.
Este organismo, entre otras atribuciones, fijara las prioridades en la asignación de divisas del año fiscal y direccionará la calidad y la cantidad de las importaciones que sean necesarias para alcanzar las metas presupuestarias. Así mismo, equilibrará los flujos de disponibilidad a las necesidades presupuestarias y a la orientación del Plan Nacional de Desarrollo Económico y social; presentará al Presidente de la República Bolivariana de Venezuela políticas y proyectos para aumentar el flujo de divisas al país, adicionales a los provenientes de las industria nacional de hidrocarburos, y velara por la eficacia, eficiencia y buen funcionamiento del organismo operativo del sistema de administración de divisas.
Esta medida se colocó con el fin de reforzar el régimen de control de cambio luego de 10 años, y así mantener el crecimiento de la actividad económica, siendo este la quinta devaluación en el ajuste cambiario en los últimos años.
Entre las medida aplicadas por Ejecutivo Nacional se destaca la decisión de eliminar el 8 de febrero del año 2013 el Sistema Integrado de Transacciones con Títulos en Moneda Extranjera (sitme) creado en junio del año 2010 y diseñado por el Banco Central de Venezuela para ofertar bonos en divisas a empresas y personas naturales que luego podrían vender para obtener dólares a un precio de 5.30 bolívares, la cual no cumplía los objetivos en algunos aspectos, generando un alto endeudamiento para el país.
En otras de las medidas anunciadas, se crea el Órgano Superior para la Optimización del Sistema Cambiario, integrado por el Ministerio de finanzas, el Banco Central de Venezuela y el Despacho de Petróleo y Minería. Ese ente fijara las prioridades en la asignación de divisas, direccionará la calidad y cantidad de las importaciones necesarias para así alcanzar las metas presupuestarias y equilibrará los flujos de disponibilidad de divisas a las necesidades del Plan de la Nación. Se creará un sistema automatizado entre finanzas, el Banco Central de Venezuela y el Seniat, así como un plan para reorientar la aplicación de los certificados de no producción e insuficiencia. Para estimular las exportaciones no tradicionales, las empresas solo deberán reintegrarle al Banco Central de Venezuela 60% de las divisas obtenidas por sus ventas; antes era 70%.
El sistema cambiario presenta un carácter muy hermético, lo cual ha derivado en una serie de obstáculos a las distintas empresas que hacen vida en el país, debido a que éstas para producir necesitan una serie de insumos o materias primas que no existen en el país, las cuales requieren ser importadas, con un control cambiario con las características antes mencionadas, la dificultad para obtener las distintas divisas, ha provocado una profunda escasez y una constante alza en los precios de diversos productos o rubros, actualmente una de las más afectadas como consecuencia del control de cambio es la industria automotriz.
La aplicación del control de cambio en el Sistema Económico Nacional presenta como una de sus principales causas la fuerte pérdida del valor de las reservas internacionales, los cuales constituyen los recursos financieros del país, representados en divisas (monedas-dinero), la aceleración de la devaluación de la moneda nacional que deriva de una precipitada salida de capitales y de movimientos especulativos, que traen como consecuencia una alta inestabilidad que amenaza la seguridad económica de la nación.
Unos de los efectos más relevantes de la Política del Control Cambiario actualmente se relaciona con el crecimiento de la inflación, debido a que esto conlleva a que las industrias que transforman y elaboran productos en base a materias primas importadas tengan un alza en sus costos debido al cambio constante del dólar y el porcentaje otorgado por (CADIVI) a las industrias que muchas veces acarrea a que estas compren divisas de fuentes no legales para poder satisfacer las demandas del mercado.
Se adopta para evitar la fuga de capitales al exterior e impedir la disminución de las reservas internacionales, así mismo evitar el aumento de los precios, como consecuencia de la devaluación de la moneda nacional, defender el valor del bolívar frente a ataques especulativos y ejercer un control sobre las importaciones que podrían considerarse no prioritarias.

1 comentario: